08
Lun, Ago
75 New Articles

Las sombrillas azules, atractivo impermeable en la Ciudad Colonial

Arte
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Desde el pasado mes de julio, la alcaldía del Distrito Nacional promueve un novedoso proyecto decorativo que, como efecto imán, persigue conquistar a más de un transeúnte criollo o extranjero, recibido con alegría y sazón quisqueyano.

Y qué mejor detalle que fotografiarse en la “Calle de las Sombrillas o Paraguas Azules”, un empuje citadino que exalta los rasgos característicos de la colonización y los vestigios de la Hispaniola.

Sin importar el esfuerzo de la alcaldía, a dos días de inaugurarse el llamativo escenario metropolitano, vándalos intentaron estropear el trabajo y entrega de un equipo que desea entregarle a la ciudadanía dominicana júbilo, esperanza y consagración de la puesta en valor del folklore como símbolo de dominicanidad.

Afortunadamente, al final esa tropelía no reportaron daños mayores que resquemor de los vecinos, amigos y la junta de vecinos.

De sombrillas, paraguas y festividades
Sombrillas o paraguas, no importa si provocan un estallido lumínico, multicolor (de acuarelas frías o cálidas, si bien es cierto que todos los dominicanos y turistas que adoran disfrutar de la histórica, vetustas y llamativa Ciudad Colonial, “Cuna de América y de las Primicias del Nuevo Mundo, ahora disfrutarán del esplendor que exhibe la céntrica calle Padre Arturo de Meriño. Un azulado de paraguas celestes, si es para lluvia, y de sombrilla, para cubrirse del sol.

Otros países impusieron la moda del paraguas a color
Un relicario patrimonial que salvaguarda la incipiente cronología del continente América, reposando en la ciudad intramuros: su ruta cultural, antropológica y ancestral que expresa en su esencia el encuentro de dos etnias, dos razas, casi predestinadas a esbozar su fundación como obra de arte con epígrafe del mulataje, narrativa de un legado humanístico que invita a miles de visitantes a pisar la calle El Conde de Peñalba, Meneses y Bracamontes; las Damas y la Católica.diariolibre