Easy Frontend SEO

Facebook y las elecciones dominicanas

Opiniones
Typography

El escándalo global desatado tras la filtración de datos de Facebook con los cuales se elaboraron perfiles psicológicos para que la empresa británica Cambridge Analytica llevara a cabo campañas de manipulación que influyeron en el triunfo de Donald Trumps y del Brexit, en Gran Bretaña ha puesto al mundo en atención sobre este esquema de influencia del voto de la población.

El escándalo global desatado tras la filtración de datos de Facebook con los cuales se elaboraron perfiles psicológicos para que la empresa británica Cambridge Analytica llevara a cabo campañas de manipulación que influyeron en el triunfo de Donald Trumps y del Brexit, en Gran Bretaña ha puesto al mundo en atención sobre este esquema de influencia del voto de la población.

Reafirma la tesis de que los ciudadanos del mundo estamos vigilados digitalmente, como denunció en el 2013 el analista de inteligencia estadounidense Edward Snowden. Los ojos y oídos del Gran Hermano nos espían a través de nuestra participación en las redes sociales.

Esa filtración de 50 millones de perfiles de votantes en Estados Unidos le ha costado a la red social fundada por Mark Zuckerberg 8,000 millones de dólares en una semana y, lo que es peor, la confianza entre sus afiliados. Muchos alegan terminaría maltrecha.

A esto se añade las investigaciones ordenadas por las autoridades inglesas y estadounidenses. Hay una campaña llamando a la gente a abandonar Facebook mediante el hastag:#deleteFacebok, por no proteger los datos personales de los usuarios afectados.

Christopher Wylie, el milenial que tuvo que ver con el trabajo de la Cambridge Analytica, que también tuvo influencia en las campañas electorales de Argentina, Kenia, Nigeria y México, filtró esta operación a varios periódicos y la calificó como un experimento ’’sumamente inmoral porque se juega con la psicología de un país sin su consentimiento o conocimiento».

La manipulación del elector durante un proceso electoral no es nada nuevo. Eso ha sido estudiado sobre todo por los sociólogos estadounidenses Paul F. Lazarsfeld, Bernard B. Berelson y otros que han hecho sus aportes al tema.

Lo novedoso en este caso es que los electores fueron manipulados a través de sutiles mensajes personalizados enviados por Facebook. emails, twitter, instagram y otras redes. Un bombardeo por todo el andamiaje de comunicación creado a partir del desarrollo del internet.

La empresa Cambridge Analytica personalizado los mensajes que remitidos a 50 millones de electores para inclinar la balanza favor del actual incumbente de la Casa Blanca.

En este caso los estrategas de campaña electoral tienen en esto una gran enseñanza de recurrir a las redes sociales de manera científica estudiando los perfiles personales de cada elector para luego enviarles mensajes propagandísticos reflejando sus intereses particulares, puro fakenews.

El robo de data ya no es difícil. Cualquier pirata informático hace un ciberataque a cualquier base de datos de cualquier institución y luego vender al mejor postor los perfiles de sus usuarios. No estamos ante nada nuevo ya ha ocurrido con Facebook y con otras entidades. El FBI y oitras instituciones de seguridad han sido vulneradas. No se puede olvidar el debate que hay en Estados Unidos sobre la incidencia de hacker rusos en las últimas elecciones ganadas por Donald Trump.

Este tema comienza a preocupar a muchos dominicanos que preguntan sí la Junta Central Electoral está vacunada para neutralizar un ataque de esta naturaleza contra las elecciones dominicanas o impedir una campaña como la llevada cabo por Cambridge Analytica, calificada por uno de sus mentores como “inmoral”.