WASHINGTON.- El anuncio hecho la víspera de que el nominado del presidente Donald Trump para el puesto de director nacional de inteligencia, John Ratcliffe, se retiró del proceso después de apenas cinco días _mientras arreciaban las preguntas sobre su experiencia y sus calificaciones_ dejó a la inteligencia estadounidense sin un líder permanente confirmado por el Senado.